TRANSLATE THIS PAGE

No olvides firmar nuestro libro de visitas

Antes de salir del blog, NO OLVIDES colaborar con un comentario en el libro de visitas, ahí a la derecha. Ayudarás a que seamos cada vez más con el convencimiento de que habrá un día en que, por fin, tratemos con respeto a los animales.
Tómate 30 segundos para cambiar las cosas

¡Y compártelo con tus amigos!

"La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que se trata a sus animales".
Mahatma Gandhi

lunes, 26 de septiembre de 2011

SOLUCIÓN A LA INVESTIGACIÓN SOBRE MITOLOGÍA: EL PERRO ARGOS

María, Saúl y Hakim nos envían la respuesta que tanto estábamos esperando. Os adelantamos que es muy curiosa...

La Odisea es un poema épico griego atribuido al poeta Homero, escrito en el s. VIII a.C.
Si os suena el cíclope Polifemo (de un solo ojo), o si habéis oído alguna vez la expresión “cantos de sirenas”, entonces ya sabéis algo que ocurrió en La Odisea.

La Odisea narra la historia de Ulises (Odiseo), en su regreso a la isla de Ítaca, donde poseía el título de rey. Ulises tarda veinte años en regresar, período durante el cual su hijo Telémaco y su esposa Penélope han de tolerar en su palacio a los pretendientes que buscan desposarla. La prolongada ausencia de Ulises despierta la codicia de los caballeros de la corte que pretendían tomar posesión de la corona, pensando que Ulises estaba muerto. Estos nobles se instalaron en el palacio de Ulises comiendo, bebiendo y disfrutando de una vida regalada sin que Penélope pudiera hacer nada al respecto.
Cada tanto le ofrecían matrimonio a la reina, pero ella confiaba que su marido regresaría algún día y, no sabiendo cómo deshacerse de esos sujetos infames, trama un plan: Instala un telar y comienza a tejer una intrincada tela, y les dice:

                    _Hasta que no termine esta tela no puedo dar una respuesta.

Penélope se sentaba todo el día a trabajar con ahínco ante el telar, pero por las noches, cuando todos dormían, deshacía lo tejido durante el día. Así, la tela no avanzaba prácticamente nada.
20 años pasaron así, hasta que Ulises regresó, disfrazado de pobre y harapiento anciano. Al acercarse a su casa, sólo Argos, su viejo perro, le reconoció. Le había esperado durante 20 años, igual que su esposa y su hijo.

Se escribió sobre el perro: “Y a Argos lo arrebató la negra muerte al ver a Ulises después de veinte años”.

La "Ilíada" y la "Odisea", consideradas ambas obras maestras de la épica griega, sentaron las bases del género épico, caracterizado por la exaltación de grandes virtudes personificadas en héroes.


EL CUARTO HOCICO

Fuentes: http://es.wikipedia.org
                http://antrobiotics.blogspot.com
                www.todoperros.com